“Cineastes contra magnats (Cineastas contra magnates)” – C. Benpar (2005)

De la misma manera que no suelo leer libros que tengan como tema principal “El libro”, no porque no me interese el tema, simplemente porque es cómo entrar en un bucle sin fin y, si lo tuviera, sólo está en ese libro y no en ningún otro, por mucho que se hable de otros muchos (¿véis cómo es de enredado que algo hable sobre si mismo?), tampoco suelo ver películas que traten sobre el cine. Eso no significa que no vea películas donde se representa el rodaje de una película (por ejemplo, ¿Quién engañó a Roger Rabbit? o Ed Wood): me refiero a documentales que traten sobre las grandezas y miseria del cine 8aunque, he de reconocer, que sí que he leído algún libro al respecto).

Pero siempre existe la excepción que confirma la regla: en este caso se titula “Cineastes contra magnats (Cineastas contra magnates)“, documental dirigido por Carlos Benpar y ganador del Goya a la categoría de mejor documental (no creo que se lo concediesen sólo porque vale la pena verlo: la leyenda de que los cineastas sólo se lo pasan bien cuando hablan de cine puede que sea cierta). Benpar nos muestra, a través de la guapísima Marta Belmonte, las chapuzas que las productoras de cine han hecho con las películas a lo largo de los años, rebajándolas al nivel raso de producto para vender y consumir, sin tener en cuenta que muchas de ellas pueden considerarse como auténticas obras de Arte. Y si Benpar ha de romper los esquemas de los espectadores, pues los rompe: empieza diciéndonos que las películas mudas en realidad no lo son (pues aunque en su día no era posible grabar el sonido en las cintas de película, siempre había música en el cine donde se proyectaban) y, por tanto, no deberían verse sin sonido; sigue explicándonos la forma en que las grandes productoras, con el fin de poder vender derechos de emisión a las televisiones, inventaron sistemas que deforman la imagen (desde evitar las famosas franjas negras de los extremos superior e inferior y enfocando sólo la parte central, hasta el denominado “Scanning plannig” que consiste en una gran aberración: no voy a explicar qué es, porque merece la pena ver el documental, aunque sólo sea por esto); cómo las televisiones también deforman las películas, dándole velocidad con el fin de tener más tiempo para publicidad (increíble  cuando Benpar nos muestra a Rabal) o parando con cortes publicitarios sin tener en cuenta el propio ritmo de la película o, lo que es peor, insertando anuncios en el sí de la película (uno no sabe si reír y llorar cuando Donen comenta lo de la naranja de Charada).

En definitiva, es un documental que, aunque el título nos pueda hacer creer que sólo interesa a quien se dedique profesionalmente al mundo del séptimo arte, en parte es cierto, pero en realidad su público es el público al que le gusta el cine, que le gusta ver una película y que, como decía Burt Lancaster, como se puede ver en el documental, puede que la película que veamos sea mala, pero es así como se ha hecho y nadie tiene derecho, excepto sus creadores, de modificarla.

Lo mejor: Fellini, Allen, Berlanga, Huston, Pollack, Lancaster, Forman, Donen… todos en una misma película.

Lo peor: nunca me han gustado demasiado las representaciones con actores en un documental y, aunque es una buena idea explicar el episodio de Felipe II  tal y como se muestra, siempre hay que ir con cuidado con elegir muy buenos actores para no desentonar con las declaraciones reales. Con esto no me refiero al momento monárquico, me refiero a otros que si que rompen un poco el ritmo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crítica, Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s